Cerrar

Tarjeta descuento

Si eres cliente habitual,  te obsequiamos con un 10% de descuento en la séptima compra que realices.

Solicítanos la TARJETA DESCUENTO.

* No acumulable a otras ofertas

tarjeta

Cerrar

Servicio a domicilio

 

PUEDES HACER TU PEDIDO POR TELÉFONO

Para facilitarte las compras te ofrecemos SERVICIO A DOMICILIO GRATIS por compras superiores a 50€ en el municipio de Telde, Valsequillo y zona alta de Las Palmas.

Puedes pagar a la entrega en efectivo.

 

Si quieres realizar un pedido llámanos al 928 69 66 00

Tienda de animales y peluquería canina

Cobayas




IMG-20130402-WA0005

Las cobayas son unos pequeños mamíferos pertenecientes a la familia de los roedores, a la cual pertenecen también los ratones, hamsters, jerbos, degús,  etc.

En su hábitat natural, viven en áreas abiertas. Buscan refugio en áreas naturalmente protegidas o cavadas y posteriormente abandonadas por otros animales. Son animales sociables y tienden para vivir en grupos. Los cobayas son estrictamente herbívoros, alimentándose de hierbas, semillas, raíces y frutas, sobre todo durante el final de la tarde y principio de la noche.

El promedio vida para un cobaya, si no ha tenido accidentes o enfermedades importantes, ronda entre 4 a 6 años y aunque se pueden dar casos de promedios de vida más prolongados, no dejan de ser animales muy delicados que requieren tranquilidad, sufren mucho con cualquier cambio de ubicación, dieta, etc.

Los cobayas también son conocidos como conejillos de indias (España), cuyos o cuyés (México y Centroamérica), cobayos (Argentina), guinea pigs o cavies (países anglosajones), etc.

Los cobayas domésticos, cuyo nombre científico es “Cavia porcellus” provienen de los conejillos silvestres (“Cavia aperea”), originarios de Argentina, Uruguay, Brasil y Perú, distiguiéndose de estos por su cabeza mofletuda, su cuerpo redondeado y su gran variedad de coloridos.

El nombre anglosajón de los cobayas (“Guinea Pig”) procede probablemente del hecho de que en su momento eran vendidos por una “guinea”. La “guinea” es el nombre de una moneda inglesa de oro, utilizada entre los años 1663 y 1813.

Hay tres razas principales de cobayas:

– Shelties: La raza de cobayas Sheltie es conocida también como “Silkie” en los EE.UU. El pelo les cae hacia atrás desde la cabeza hasta la grupa con una raya al medio. En contraste con los cobayas de raza peruana, el suave pelaje del sheltie no parte naturalmente a lo largo de la parte posterior, y como hemos comentadi, crece hacia atrás desde la cabeza.
A la hora de su aseo, hay que utilizar un cepillo suave y un peine de plástico, evitando el uso de peines de metal que pueden tirar en exceso de los pelos. Cepillar en la dirección del pelo y tener especial cuidado alrededor de la parte inferior, donde este puede estar enredado. Si no vamos a presentar a concursos a nuestro cobayo coronet podemos recortarle el pelo una o dos veces al mes para facilitar su higiene y evitar los nudos y las zonas de pelo enmarañadas.

IMG-20130402-WA0006
– Peruana: Pelo largo y sedoso que alcanza varios centímetros de longitud y también conocido como angora. Lo más importante a tener en cuenta del cobaya peruano es que su pelo le crecerá hasta que le llegue al suelo, por lo que esta raza requiere una gran dedicación a su aseo, de modo que los cobayas peruanos no deberían ser la mascota ideal para un niño o alguien que no quiera o pueda mantener unos niveles de atención altos para sus cobayas (el pelo le puede crecer hasta 30 centímetros de largo!).
Cuando nacen, los cobayos peruanos tienen el pelo corto y les debe crecer a un ritmo de alrededor de dos o tres centímetros cada mes hasta que haya alcanzado su tamaño adulto. A partir de las dos semanas y en adelante, se puede ver si un cachorro va a tener el pelo largo.
A la hora de su aseo, hay que utilizar un cepillo suave y un peine de plástico, evitando el uso de peines de metal que pueden tirar en exceso de los pelos. Cepillar en la dirección del pelo y tener especial cuidado alrededor de la parte inferior, donde este puede estar enredado. Si no vamos a presentar a concursos a nuestro cobayo coronet podemos recortarle el pelo una o dos veces al mes para facilitar su higiene y evitar los nudos y las zonas de pelo enmarañadas.

IMG-20130404-WA0001IMG-20130402-WA0004IMG-20130407-WA0005

– Americana o inglesa: Pelo corto, liso y recto, de color blanco, negro, marrón, rojo, arenoso o crema, pudiendo tener dos o tres colores diferentes hasta treinta y seis combinaciones de color distintas. Esta es la raza de cobayas más popular y común. Esta raza en particular es la más fácil de cuidar ya que no requieren cuidados especiales referentes a su pelaje, baño, etc., haciéndolos una opción ideal para los propietarios novatos.

cobaya-americana

– Abisinia: Pelo aspero y tieso arremolinado formando rosetas. Algunos propietarios los conceptúan como la raza más inteligente dentro de los cobayas. La raza de cobayas abisinia, también conocido como “aby” o “roseta”, tiene un crecimiento de pelo muy distintivo en forma de muchas rosetas que le cubren el cuerpo. Esto le da al pelaje un aspecto puntiagudo que, sin embargo, es muy suave al tacto.

Un cobaya de pura raza abisinia debe tener un total de ocho a diez rosetas, cuatro sobre el torso, dos en el trasero, dos en las caderas, y podría tener dos más en los hombros, y estas suelen tener una pequeña mancha calva en el centro. Las razas cruzadas de cobayas abisinias suelen tener menos rosetas o rosetas que se encuentran en lugares diferentes, dándoles un “look especial y propio”. Los cobayos abisinios tienen características únicas de las patas, con el pelo rizado en unos largos y delicados dedos. Esta es una raza bastante grande de conejillos de indias, son muy sociables y les gusta estar siempre en movimiento.

cobaya-abisinia

Si bien el cobaya no aprende a hacer cosas tan deprisa como lo hacen otros animales, con tiempo y paciencia se le pueden enseñar algunas gracias sencillas, así es posible conseguir que nuestro cobaya realice algunas funciones naturales cuando se lo ordenemos. Muchos dueños de estos animales les han enseñado a sentarse, silbar, correr en círculo, seguirles cuando les llaman por su nombre, etc.

Respecto a la reproduccion, macho y hembra comienza su ciclo reproductor a partir de los dos meses. Los conejillos de indias no son tan prolificos como otros rodeores, las hembras dan a luz tras 68 días de gestación siendo sus camadas entre 1 y 9 cachorros (media de 3). Es importante retirar al macho tras el parto, sobre todo por la posibilidad de que aplaste algún cachorro accidentalmente.

Los cobayas tienen buena visión. Como otros animales que tienen los ojos en los lados de su cabeza, los cobayas tienen problemas a la hora de medir las alturas. Debido a este motivo muchos cobayas jóvenes suelen tener pequeños accidentes al saltar fuera de las manos de su dueño, y caer desde alturas importantes para su tamaño, siendo objeto de roturas de huesos o heridas internas. Nunca se debe dejar un cobaya sin la atención de su dueño, sobre una mesa u otra superficie donde pueda caerse.

Cuando manejemos cobayas jovenes, debemos colocar una toalla debajo para prevenir “accidentes”, debido a su natural actitud nerviosa y agitada, mientras que los cobayas adultos, según van envejeciendo, prefieren estar más tiempo en su jaula

Los cobayas no suelen morder. De hecho, pocas veces muerden, aún en autodefensa. Tan sólo les gusta avisarnos con pequeños mordiscos de su apetito, cuando huelen comida o tienen hambre. También muerden de forma suave cuando quieren llamar nuestra atención o no les gusta como los estamos cogiendo, etc.

En ocasiones los cobayas comen sus propios excrementos. Esto no debe sorprendernos. Los cobayas y otros roedores son conocidos como animales “caprófagos”. Esto significa, como hemos dicho, que pueden utilizar como alimento parte de sus excrementos.

Hemos de saber, que las cobayas disponen en el recto de una especie de bolsa donde guardan algunas de las pelotillas que forman sus excrementos. Estas pelotillas, aunque parecidas, se distinguen de las que son expulsadas ya que contienen encimas digestivas producidas durante la digestión de los alimentos.
Mientras que las vitaminas y minerales pueden darse a los cobayas cambiando de dieta o mediante suplementos comerciales, estas enzimas digestivas no se les pueden proporcionar por estos metodos, siendo de gran importancia a la hora de su nutrición. Si os fijáis bien, ¿no os resulta conocida la imagen de vuestro cobaya agachado hacia su culete, y llevándose algo a la boca para masticando? Pues bien, está tomando una de esas pelotillas “especiales” de la bolsa donde las almacena.

IMG-20130407-WA0003 IMG-20130407-WA0004





Una respuesta a “Cobayas”

  1. Silvana dice:

    Hola, en dónde puedo encontrar de estos cobayos a la venta?
    Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR